En cierto momento te tienes que decidir. Aunque pueda parecer una tontería, no tenía claro si quería publicar este libro o no.

Hace ya algunos meses que decidí que seguiría adelante, contra viento y marea, para embarcarme en algo nuevo para mí. Nada mas decidirlo, dos preguntas acudieron a mi cabeza:

¿Por dónde empiezo? y, ¿cómo lo hago?

Para eso están los amigos, dicen. Mucha de la gente de mi alrededor sabía que estaba metido en esto de escribir un libro, incluso alguno de ellos ha tenido la suerte (a ellos les toca decir si buena o mala), de recibir algunos capítulos.

No hace mucho, uno de esos buenos amigos, que sabía de mi historia, me dijo:

“¿Quieres que hagamos algo épico?”

Dije que sí, claro. Épico es una de esas palabras que se acercan demasiado a “memorable”.

Y entonces empezó a hablarme de  un proyecto transmedia, concepto que desconocía por completo. Pero según iba hablando y explicándome en que consistía un proyecto de esa índole, me iban viniendo ideas a la cabeza y se me ensanchaba la sonrisa.

En este punto supongo que hay dos formas de ver las cosas. Una, en la que decides quedarte al amparo de tus paredes, donde te sientes cómodo y seguro. Y, otra, en la que te adentras en un camino neblinoso, con muchas encrucijadas y que no sabes donde acabará, aunque te han dicho que, cuando levante la niebla, los paisajes son preciosos.

Al parecer un proyecto transmedia implica contar una historia utilizando diferentes canales, pudiendo utilizar para ello un montón de herramientas que, además, permiten guiar la narración desde diferentes focos. Era algo que ya me había planteado y que me apetecía, sobretodo porque me permitiría contar la evolución de algunos personajes…

…y además me permitiría crear interacciones entre el eje del libro y las historias paralelas…

…y además podría ayudarme a crear una comunidad, con la que interactuar y que ayude de ese modo a seguir evolucionando el relato…

…y además me ayudaría a que la gente entendiese la narración mejor, al  presentarlo desde diferentes puntos de vista…

…y también lo haría, porque permitiría a los futuros lectores entender mejor cuales son mis motivaciones para escribir…

…y…

Un momento, un momento. Todo esto esta muy bien y suena de maravilla. Y creo que contesta a la primera pregunta que me planteaba al principio, pero falta responder a la segunda.

¿Como lo voy a hacer?

Como telón de fondo, evidentemente, siempre va a estar el libro.

“Proyecto Aesteria”

Eso nos lleva al primero de los puntos: este blog. En él os iré contando como, lo que empezó con unas pocas palabras en una libreta, se va convirtiendo en un proyecto.

También vamos a tratar de contar que pasa “fuera” del libro, para ello construiremos otro blog. Muy diferente a este y que espero que os guste tanto como a mi me esta apasionando crearlo.

Del mismo modo, y como medio para difundir toda esta información y poder interactuar, las redes sociales me servirán de lanzadera, para contaros todo lo que pasa y  e informaros de otras muchas cosas que os iré contando.

¿Y tanto ruido, para tan pocas nueces?

Bueno…si os acordáis, hemos hablado de hacer algo épico. Y esa es una palabra muy grande.

Así que si queréis saber más, tendréis que permanecer atentos a todos los puntos de esta red que se esta tejiendo.

Anuncios

Un comentario en “Del libro al proyecto.

  1. Pingback: El gran salto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s