Existen millones de libros y, más o menos, al día, solo en nuestro país se publican unos 250 nuevos.

¿Significa eso que tu libro va a ser otro más entre tantos?

Puede ser, pero hay una cosa que diferenciará a tu libro del resto: el estilo. Posiblemente sea lo más personal que puedas utilizar como herramienta en un principio.

Eso convierte al estilo en un arma de doble filo: porque puedes poseer uno muy definido y que guste mucho (por ejemplo), y pienses que con esto lo tienes todo hecho; o por el contrario, no tener ni idea de cuál es tu estilo y por ello pensar que no vas a ser capaz de escribir un libro.

El estilo va a determinar el ritmo de tu libro, la forma de contarlo a los lectores y cómo eso te define como escritor. Por eso, es importante que te pares a pensar en algo tan importante. A nadie le gusta no saber a qué se enfrenta cuando lee.

¿Cómo hago eso?

Hay dos cosas sencillas que puedes hacer:

  1. Definir el estilo que tienen tus libros favoritos.
  2. Decidir qué desarrollo de la acción te atrae más.

Como no es algo en lo que se pueda pensar sin dedicarle un tiempo, os pongo un ejemplo de como intentar analizar y definir un estilo que se adapte a vosotros. Para ello, utilizaré un ejemplo con cuatro novelas (o series) de fantasía bastante conocidas.

Utilizar el mismo género es útil porque elimina el condicionamiento debido a la temática. De esa manera puedes centrarte en decidir si te gusta más la acción de los diálogos, la descripción o la narración. Sin tener en cuenta si te gustan más los elfos, los zombies o los extraterrestres.

  • El Señor de los Anillos. J.R.R. Tokien. ¿Quién no conoce este libro? ¿Por qué creéis que es tan famoso? La respuesta más obvia es que Tolkien tuvo la increíble capacidad de crear un mundo gigante y completo de la nada (hasta creó un lenguaje nuevo). Precisamente ese es uno de los fuertes del estilo de Tolkien: su capacidad descriptiva. Todo en el libro se describe de manera que te sumerja en la Tierra Media. Pero, también hay que tener en cuenta que, eso hace que las relaciones entre los personajes y la acción pasen a un segundo plano. Hay diálogos, sí. Hay acción, sí. Pero ¿me podrías decir cuál es el proceso por el que Legolas y Gimli se hacen amigos?
    • Aspecto clave: descripción del mundo.
  • Crónicas de Belgarath. David Eddings. Un libro menos conocido, pero que reúne lo mejor del género. Al igual que en el libro de Tolkien hablamos de un mundo totalmente diferente en el que sucede la acción. Eddings describe su mundo de manera eficiente, pero no es por lo que destaca su novela. En este caso lo hace por las relaciones entre sus personajes y por lo dinámico de su acción. El objetivo del libro es muy parecido al de Tolkien pero, sin embargo, el estilo de escritura es muy diferente.
    • Aspecto clave: relación entre personajes.

Estos dos libros, además, comparten una temática fantástica  donde los buenos son muy buenos y los malos muy malos (con algún matiz en Crónicas). Como puedes ver son libros con género, temática, objeto y desarrollo muy parecido, pero su estilo es muy diferente.

  • Canción de Hielo y Fuego. George R.R. Martin. Un libro que se ha hecho muy famoso, quizá más por la serie, y que también cumple los criterios anteriores: temática fantástica, mundo diferente. Sin embargo Martin apenas describe Ponientedesde luego no lo hace al nivel de Tolkien. Centrándose mucho más en los personajes, que de hecho son infinitos y en como cada uno de ellos se integra en la trama, que es el aspecto más potente del libro. Introduce un concepto diferente al contar la historia desde el punto de vista de diferentes personajes. Ni que decir tiene que la acción de esta saga es brutal (en el sentido total de la palabra).
    • Aspecto clave: trama compleja e interrelacionada.
  • La Primera Ley. Joe Abercrombie. El más nuevo de los cuatro, aunque comparte los mismos criterios que los anteriores. En este caso el estilo difiere por completo de los otros. El mundo se va descubriendo a los ojos de los personajes (ni siquiera hay un mapa del mundo) y son estos los verdaderos protagonistas del libro. Aunque Abercrombie no se centra en describir su mundo, sí es muy descriptivo con las escenas que rodean a sus actores. También cuenta la historia desde varios de sus personajes (no tan numerosos como en Juego de Tronos).
    • Aspecto clave: personajes evolutivos y fuera de los cánones.

Estos dos libros usan un tipo de fantasía mucho más realista, donde sus personajes no son héroes perfectos, ni villanos atroces (en casi todos los casos). Sus personajes evolucionan a lo largo de los libros, creando un estilo muy diferenciador. Y sin embargo comparten la misma temática que los dos primeros.

Como ves ya se han escrito libros de fantasía, con héroes y villanos, de mil maneras diferentes. Ahora bien. ¿Cuál es el estilo que te gusta más? ¿Con cuál te sientes más cómodo? ¿Con cuál crees que te sientes más identificado?

La respuesta la tienes en tus manos, aunque recuerda que no todo tiene que ser blanco o negro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s