Hace unas semanas hablábamos de la importancia de trabajar el contenido de la novela antes de dar el gran salto a la publicación. También comentábamos que había otros aspectos igual de importantes.

Ahí va el jarro de agua fría: da igual que vuestra historia vaya a cambiar el mundo de la literatura, si la novela no va envuelta en un bonito papel brillante no conseguirá destacar de ningún modo, y esa aventura que tanto sudor y lágrimas os ha costado, ocupará tan solo alguna estantería solitaria y vacía.

¡Si, señores! Nos ha tocado vivir en el mundo de la imagen y el marketing. Es bonito pensar “eso no es para mí”, pero entonces debéis estar preparados para que nadie lea vuestro libro. Así que si decidís seguir adelante ahí van mis pequeños consejos sobre lo que creo que debe rodear la maravillosa historia que va dentro de vuestra novela.

Vamos a distinguir dos aspectos en lo que rodea al libro: por un lado el envoltorio del propio libro, aquello que es necesario para que luzca bonito y ordenado; y por otro, todo aquello que lo rodea, el aura mágica que hará que los lectores sean atraídos cual abejas a la miel.

Pensad por un segundo en esas veces que llegáis a la librería de turno en busca de nuevas presas. ¿Qué es lo que os llama la atención? Salvo que hayáis leído sinopsis y críticas previas (entonces sois lectores ultra avanzados), os guiaréis por lo que os dice la portada de los libros, y cuando hayáis fijado vuestro objetivo buscareis el lomo para leer ese pequeño resumen que decidirá la compra. Así de simple.

  • Portada. Es como el CV en un entrevista. Lo primero que se va a ver. Si la portada no atrae al lector, nada lo hará. Como siempre hay un montón de consejos sobre cómo debe ser la portada de un libro o cómo hacerla uno mismo, solo tened en cuenta que es un elemento tan importante que va a determinar en muchos casos la opción de compra.

Ni que decir tiene que trataré de tener una portada lo más llamativa y adaptada a Proyecto Aesteria. Y eso va a implicar dinero.

  • Sinopsis. Si os habéis tirado horas y horas definiendo el carácter de vuestros personajes, imaginaos el tiempo que hay que dedicarle a un breve texto que debe hacer que alguien que tiene tu libro en las manos (o en la pantalla de su ordenador , tablet o móvil) se decida a comprarlo.

La sinopsis debe decir lo suficiente como para ser atractiva, pero lo justo para resultar misteriosa.

¿Difícil verdad? Una buena opción es coger ideas de todos esos libros que adornan vuestras estanterías y pensar en porque os llamaron la atención.

A mi me gusta especialmente la sinopsis de El Nombre del Viento. Dice lo suficiente para que notes lo épico de la historia y lo justo para que quieras saber quien es ese Kvothe.

kvothe

  • Maquetación. Entramos en terreno más farragoso y menos directo. ¿Alguna vez habéis comprado un libro que se os hiciese duro de leer porque la letra es pequeña o las hojas demasiado finas? Seguro que sí.

Eso es la maquetación, además de hacer que los párrafos queden bien, que no haya saltos extraños y que los capítulos no acaben con dos lineas en un página. Creo que no se le da demasiada importancia a este aspecto (sobre todo en los ebooks), pero a todos nos gusta leer en un sofá cómodo bajo una buena luz cálida. El cómo se presenten las palabras influye en gran medida en la experiencia de lectura.

Para muestra un botón de una de las novelas que estoy leyendo actualmente. La historia es maravillosa, pero hay veces que cuando pasas la página y la ves así de atestada, te produce una especie de cansancio visual.

img_20161205_113217755

  • Encuadernación (en el caso del papel). Es algo parecido a lo que pasa con la portada y la maquetación. La encuadernación atrae y da sensación de comodidad a la vez. Unas preciosas tapas duras, pero un libro tan grande que es imposible llevarlo a ningún lado; o unas tapas blandas, o de bolsillo, que dan la sensación de que se va a romper en cualquier momento. Hay muchas formas de encuadernar un libro, pero deberéis llegar a un equilibrio entre costes y calidad.

Para finalizar, y aunque nos extenderemos más en el siguiente capítulo sobre este tema, no debéis olvidar que:

Vivimos en la época de las redes sociales, de la marca personal y del hype (la expectación que rodea a un objeto o acontecimiento).

¿Se puede vender un libro sin tener Twitter, Facebook, un blog o una comunidad?

Sí, claro. Otra cosa es cuantos queréis vender y si queréis por lo menos cubrir vuestros gastos. Y eso, señores, pasa obligatoriamente por adentrarse en el mundo de las redes y el marketing de marca personal.

La gente quiere saber lo que hay detrás de un libro, de su autor, de sus convicciones, de por qué esta ahí. Y más tarde, cuando vuestro libro empiece a venderse, habrá algunos (si tenéis suerte y habéis hecho bien las cosas) que querrán saber más sobre los personajes o sobre algunas dudas que plantee vuestra novela e incluso puede que os pidan una continuación. Eso significa tener una comunidad, pero como todo en esta vida, las comunidades no surgen de la nada: hay que crearlas, cultivarlas y mimarlas.

En el próximo capítulo de preparando el terreno, hablaremos precisamente de vosotros y todos estos aspectos que influyen en vuestra novela. Por qué todo va a depender de la capacidad personal que tengáis para convencer sobre vuestro libro.

Hasta entonces trabajad duro y…

¡Nunca dejéis de escribir!

Anuncios

Un comentario en “Preparando el terreno: envoltorio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s