Si te has hecho esta pregunta o estás a punto de hacerlo (puede que no hayas utilizado los asteriscos), es que empiezas a pegarte con las barreras de tu zona de confort.

¿A dónde vas? ¿No te bastaba con desperdiciar tu vida dedicándola a escribir, que ahora quieres tener un blog?

De todo tiene que haber (en la viña del señor). Y ya te adelanto que si vas por ese camino (que nos es fácil ni por asomo), estás en la buena dirección para convertirte en un escritor 2.0 (al que puedes conocer en este artículo completísimo de Jen Moraz).

¿Quién soy yo para decir nada sobre este asunto? Efectivamente, nadie relevante, pero sí puedo decir que estoy en el punto exacto que separa la afición de la profesión, una especie de versión 1.5.9 esperando a ser actualizada.

Si queréis saber cómo llegué hasta aquí y cómo pienso continuar…

Para los que estéis en la fase de “Esto no sirve para nada”. “Es mucho trabajo”. “¿Quién va a querer leer mi blog?”; os recomiendo este artículo de Ebookhermanos (ya os adelanto que se puede empezar con 0 inversión, pero es cuestión de tiempo my friends…).

Bien, vamos a obviar entonces la fase de lucha interna contra los demonios de la sociedad informatizada y las huestes infernales virtuales, para ir directamente al meollo.

¿Qué es un blog?

giphyUn sitio donde contar mis mierdas.

Sí bueno, es tú blog y cuentas lo que te apetezca, pero el fin principal de esta herramienta es tener visibilidad, y como somos de esa manera tan asquerosa (y difícil de comprender), nos suelen gustar los contenidos de calidad y aprovechables (¡Ojo! Que esto no explica el éxito de algunos Youtubers, por poner un ejemplo).

En el basto océano de internet, un nuevo escritor es como un plancton esperando a ser engullido por la ballena de turno. Llegar a ser un organismo que brille sobre el resto, para que alguna ballena de las relevantes se fije en ti y te devore con pasión es muy, muy, muy difícil, pero no imposible.

Yo tuve algo de ayuda (mucha en realidad, pero mi ego de escritor me obliga a rebajar el nivel) y después tuve el tino de seguir leyendo e intentando aprender de gente que lleva mucho tiempo en esto y lo hace requetebien.

Pero como sé que estáis deseosos de resúmenes rápidos y fáciles de absorber, os hago una pequeña recopilación de los tres aspectos básicos a tener en cuenta antes de tener un blog.

Decide el contenido.

¡Ojo! No vale solo con pensarlo. ¡Plásmalo!

Una de las primeras dificultades que te encontrarás, y posiblemente la más compleja de solucionar, es decidir sobre el contenido del blog. Hay muchas cosas que puedes contar, pero uno de los fallos más comunes es no tener claro el contenido que vas a compartir. Eso hará que:

A) Los lectores no sepan a que atenerse.
B) Tú no sepas por dónde caminas.

giphy¿Pero sobre qué escribo?

Piensa en lo que hay dentro de ti que puede ser interesante para el resto del mundo o qué define a la obra que tienes entre manos o cómo de loco estás o el análisis tan interesante que haces de los libros que lees o, simplemente, lo despacio que pasan los minutos cuando escribes y lo rápido que pasan cuando tratas de pensar en crear contenido.

¿Atascado de ideas? Una vueltecita por el artículo de Excentrya igual te activa los reflejos.

Decidas lo que decidas, escríbelo en un hoja en blanco, en word o donde sea, porque lo siguiente que vas a hacer es…

Definir una línea editorial

No les des la razón a esos que piensan que eso de ser escritor es muy bohemio y que te pasas la vida ensimismado buscando la esencia de la existencia.

giphyLo que la gente cree cuando le digo que soy escritor.

Parece que solo hablamos de definir objetivos, plantear líneas de actuación y reflejar procedimientos. ¡Pues sí! Os desvelo un secreto de esos que cambiaran vuestra vida:

Detrás de cualquier gran escritor hay una férrea organización interna y toneladas de perseverancia.

De nada sirve que tengas un gran contenido si no eres capaz de estructurarlo de una manera coherente, porque si publicas sin ton ni son:

A) Tus lectores no sabrán a lo que atenerse.
B) Tú no sabrás por dónde caminas.

Eso nos lleva a la siguiente cuestión:

¿Por qué necesitamos una linea editorial?

Para tener claro dos preguntas esenciales: ¿qué y cuándo?

Aunque ya tengas definido el contenido, es importante que lo clasifiques en categorías. De ese modo ayudarás a tus lectores a entender cómo funcionan tus entradas y tu vida como recién estrenado bloguero será mucho más fácil.

Del mismo modo, es muy importante que definas un calendario de publicación. ¡Somos así, nos gusta reconocer una rutina en todo lo que hacemos! Sí, señores y señoras, publicar entradas de manera regular, ordenada y puntual crea un sentimiento de profesionalidad que el lector sabe apreciar.

No porque lo diga yo, sino porque otros con mucha más enjundia casi te lo gritan a la cara (Ana González Duque es una de esas personas a las que deberías de leer y respetar).

Y vayamos a por la guinda del pastel.

Recuerda que escribes para que OTROS te lean

A todos nos mola eso de escribir en modo WhatsApp, con muchas “q”, muchas “k” y toneladas de emojis (de un sinfín para elegir), pero recuerda que el motivo principal del blog es la VISIBILIDAD, y una de las características del ser humano es su tendencia a fijarse en lo que está mal mucho antes de aplaudir lo que está bien.

giphyC´est la vie

Es muy probable que pienses que como al principio no te va a leer nadie (que es lo más normal del mundo), no tengas que fijarte en la ortografía, el estilo del site, el número de imágenes que insertas o incluso cuántas palabras debe tener cada post.

Pues otro de esos secretos conocidos por unos pocos privilegiados:

Existen normas para hacer que tu blog cumpla con los requisitos mínimos.

Hay miles de artículos al respecto, pero yo me centraría en tres preguntas que deberías contestar lo mejor posible.

¿Cómo construir un blog para tener visibilidad?

¿Cómo escribir post que sean atractivos?

¿Cómo hacer que los lectores vuelvan?

Os dejo con tres artículos muy completos que tratan de aportar respuestas a estas preguntas.

El mensaje que debe transmitir el aspecto de tu blog y cada entrada que publicas es que eres un profesional, que aunque escribes porque te gusta, lo haces también por una motivación de hacerlo de la mejor manera posible.

NOTA: esto no es la panacea, si el contenido que publicas no tiene la calidad suficiente, ya puedes rodearlo de merchandising de Frozen o estarás abocado a la soledad.

Si has llegado hasta aquí estás en el camino idóneo del escritor 2.0, pero aún quedan cosas por hacer, pero eso ya lo dejamos para otra entrada… (que me paso de palabras)

Hasta entonces no olvidéis lo que os hace escritores…

¡Nunca dejéis de escribir!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s