img_20170223_092229247Esta va a ser una reseña controvertida (sin grandes conflictos porque soy de naturaleza optimista). Después de leer la novela, me he pasado a ver algunas reviews (casi todas en inglés) y puedo entender la frustración de muchos lectores.

Si esperas una novela relacionada de algún modo con Fundación, olvídate. Si esperas al Asimov más científico y enrevesado, olvídate. Si quieres leer una novela entretenida y bien hilada (¡ojo! que se publicó en 1951), adelante.

Expectativas.

Asimov es uno de mis autores favoritos. Fundación está en mi top 5 de todos los tiempos, pero lo que más me atrae de este escritor es su capaz de aparentar ser un escritor de Ciencia Ficción y terminar siendo un escritor de suspense y thriller (espacial si queréis).

Leyendo la contraportada uno podría esperar algún guiño a Trántor o la psicohistoria y no es así en la realidad, pero poco importa y trataré de explicarme.

Historia.

Entiendo que sea uno de los motivos de frustración, pero este sentimiento parte de las expectativas de un mismo.

¿Tiene el nivel de cualquiera de Fundación? No. ¿Tiene la carga científica de otros libros de Asimov? No. ¿Es entretenido y tiene ese toque, muy Asimov, de “al final te la voy a liar”? Sí.

No es una historia original, menos si has leído otros libros de Asimov. Hay momentos en que es telenovelesco y en su primera mitad no tiene un ritmo muy dinámico, pero entretiene y tiene ese toque de película antigua que tanto me gusta, donde los escenarios son de cartón piedra pero tienen ese regustillo a nostalgia.

Personajes.

Recordad: 1951.

Clark Gable es uno de los actores más famosos de la historia y más reconocidos (tiene tres Óscar), y era sobreactuado y artificial, como todos en aquella época.

En la arena estelar, los personajes son los que esperarías encontrar en una película de la década de los 50. El hombre muy hombre, la mujer muy mujer y los listos muy listos (astutos y ladinos se diría en esa época).

No había distopía en 1950 (como hoy la conocemos), no había Sombras de Grey y los vampiros no brillaban (mordían y se ocultaban en las sombras). Me gusta cuando la gente valora algo y lo compara con los cánones actuales y suelta eso de “que poca credibilidad”. Bueno quizá en 1950, en Estados Unidos, en la época post guerra, el amor que quería leer la gente era uno de radio novela.

A mi personalmente me ha parecido que los personajes cumplen, que son un poco demasiado listos (aunque es una característica muy típica de los personajes de Asimov), pero que al fin y al cabo llevan a buen término la misión que les encomienda el propio autor.

Estilo y narrativa.

Reconocible al 100%. Y es otra de las cosas que en mi opinión es de valorar. Como escritor novel, una de las cosas que más tengo en cuenta es ver como mi escritura mejora (muy lentamente), según escribo y leo más. Pero estoy muy lejos de tener un estilo propio.

En la arena estelar ya está el Asimov de personajes astutos, de historias con giros bruscos y sorpresas, y el estilo thriller aderezado con toques de ciencia ficción (¡Al loro con esto que digo!).
En un año ya puedes reconocer al Asimov que en 1982 publica Los límites de la Fundación y en el que detectas los mismos detalles que en este.

Y, de nuevo, es la clave en mi valoración. No es el Asimov profundo y complejo de otras obras, pero es el Asimov astuto que te hace pasar un buen rato en una novela ambientada en una época futura con sabor a Casablanca.

Conclusión. 

No me daña que uno de mis ídolos haya escrito una novela “solo” entretenida (de verdad que para entender esto igual hay que probar a escribir). No me importa el lenguaje clásico, ni los personajes chapados a la antigua.

Me gusta notar que cuando empezó, Asimov ya era él mismo, ya tenía esa capacidad de jugar a las reglas sociales, a engañarte con sus trucos, con personajes de visión inteligente y una sociedad que se deja llevar por los líderes.

Me gusta ver que, ya en 1950, Asimov era capaz de predecir lo que íbamos a ser setenta años más tarde.

PD: Vaya “portadaca” ¿eh?

Anuncios

4 comentarios en “Reseña: En la arena estelar

  1. Pingback: Reto lector 2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s