La cuadratura del círculo es uno de esos problemas matemáticos sin solución. O al menos eso es lo que dicen nuestras matemáticas. Y como somos muy de adaptarnos a las circunstancias, utilizamos la expresión para referirnos a cuando conseguimos cerrar un asunto de una manera satisfactoria —épica incluso.

¿Quién no persigue su propia cuadratura del círculo?

Hacerme esa pregunta me ha llevado a plantearme, en innumerables ocasiones, cuál es el camino a elegir cuando te dedicas a escribir.

Es evidente que hay ciertos pasos que hay que ir dando, como por ejemplo tener un blog, y esos pasos te encaminan a otras intersecciones, que te llevan a hacerte más y más preguntas. Parece que no hay un final, que siempre hay cosas por hacer, que siempre hay formas de acertar —o de no hacerlo.

¿Y si estar constantemente haciéndose preguntas es la cuadratura del circulo del escritor?

Diría que hay dos grandes problemas a los que uno se enfrenta cuando decide ser escritor:

giphy-26Sí mamá, he decidido ser escritor.

¿Se puede vivir solo de escribir?

Quizá es una pregunta demasiado abierta, porque alguien podría preguntar si me refiero solo a escribir novelas. Pero escribir es escribir.

Es sentarse delante del ordenador y teclear con la idea de generar contenido.

Que luego eso se convierta en una novela, un relato corto, una entrada de blog o un copy sobre las bondades de los tratamientos dentales de una clínica, ya es otra historia y un debate encarnizado el de ser un escritor de raza —que solo escribe novelas— o un escritor que vende su alma al diablo —y hace copywriting, storytelling o trabajos editoriales. ¡Válgame el señor!.

Y la segunda gran pregunta que uno se hace es:

¿Sobre qué leches escribo?

Digamos que son dos preguntas íntimamente relacionadas.

Puedes vivir de escribir si eres capaz de crear contenido, pero solo podrás crear contenido si estás convencido de que puedes vivir de escribir.

Demasiada ropa que tender con muy pocas pinzas.

El objetivo es bastante claro: ser un pez autosuficiente en un océano lleno de oportunidades —y de un montón de peces como tú; la mayoría más grandes, más voraces y más expertos.

Hay que ser consciente que aunque el océano es enorme, y puede dar cabida a todos, a la mayoría de la gente le gusta el salmón, la merluza y la lubina, pero el gallo y la pescadilla solo cuando no hay otra cosa en el menú —por ejemplo, un solomillo.

Hay que hacerse hueco entre una nutrida población de escritores con caché, escritores-blogueros mucho más preparados y escritores-blogueros-comunity managers que son la cúspide de la adaptación al nuevo modelo de escritor 2.0.

giphy-27Sí, ese que tiene que hacer muchas más cosas aparte de escribir.

Por eso, si se quiere responder a la primera de las preguntas existenciales, hay que tener muy claro por dónde vamos a empezar a acometer la segunda.

¿Sobre qué voy a escribir y qué va a hacer que alguien quiera leerme?

Pues algo he aprendido a base de leñazos y a base, sobre todo, de leer mucho y a muchos —que se han hecho esta pregunta antes que yo.

Pero no voy a hablar de este tema tampoco —que también da para debate largo y arduo—, aunque podéis leer grandes artículos al respecto.

Yo venía a hablaros de la cuadratura del círculo, de la mía propia.

Cuando decidí terminar con Proyecto Aesteria, hacia un tiempo que me dedicaba a escribir, aunque era una forma de ocio, más que una profesión. Por mis manos habían pasado algunos blogs, algún artículo —en revistas poco conocidas— y, sobre todo, un montón de manuales de procedimiento —que me inculcaron que escribir tiene mucho más que ver con la perseverancia que con la inspiración.

Aesteria cambió la forma en la que mi mente pensaba, Aesteria me demostró que había otros caminos, que aún no había descubierto, que podían ser interesantes.

Pero no tardé en darme cuenta de que uno no puede vivir solo de buenas intenciones y que, muchas veces, el trabajo bien hecho puede quedarse entre cuatro paredes (las de tu casa) y no salir nunca de allí.

Y eso me llevó a pegarme con las redes sociales, el blog —que se ha convertido en una herramienta más— y la necesidad de formarme a otro nivel.

Cursos de técnicas narrativas, de storytelling, de uso de redes sociales y un montón inmenso de posts y artículos relacionados con el mundo literario.

Mucha información que no hacía otra cosa que generar nuevas preguntas y nuevos caminos a elegir. 

Tuve suerte de encontrar un trabajo que depende de mi habilidad para escribir y, sobre todo, para comunicar. Porque me permite seguir aprendiendo, mejorando y disfrutando.

Y estoy a las puertas de lanzarme a la publicación de la novela.

giphy-28¡Maravilloso! Aunque no todo el campo no es orégano.

Hay que tener claro que para poder vivir de escribir no vale con ser el mejor de casa, ni siquiera del vecindario, ni, de hecho, de la ciudad. Porque siempre hay alguien mejor o, por lo menos, que lo parece y lo vende.

Hay mucho, y muy bueno, en internet. Si queréis una pequeña muestra echad un vistazo al post de Autorquía y tratad de mantener la calma.

Se pueden sacar muchas lecturas de ese artículo, pero hay una bastante evidente.

Todos los que aparecen nombrados cumplen unos requisitos mínimos:

– Curran mucho.

– Son constantes.

– Son especiales.

No digo nada nuevo cuando asevero que escribir es algo que no entiende de vacaciones, puentes ni fiestas de guardar.

Prueba a estar quince días sin escribir y luego ponte al día —y me cuentas.

Tampoco descubro la panacea cuando digo que es una carrera de fondo —sobre todo a nivel de visibilidad—. Nadie nace con un blog y quinientas visitas por entrada. Para eso hace falta esfuerzo, paciencia y un suministro de café constante.

Y tampoco desvelo el mayor secreto del universo cuando digo que hay que ofrecer algo diferente, en un mundo virtual en el que ya existe de todo. Pero siempre se puede crear todo + 1.

Hay una ventaja en eso de ser escritor:

La imaginación no tiene límites y es personal e intransferible.

¡Ojo! Eso no significa que vayas a crear algo único y excepcional, la mayoría de las cosas que escribimos parten de un elevado porcentaje de temas que nos influyen.

Pero hay una forma de decirle al mundo que lo que creas, parte de ti y solo de ti.

Y me había resistido, aún teniendo la respuesta en la cara.

Varios de mis faros blogueros han hecho esfuerzos insufribles para hacerme ver la realidad, pero ya os he dicho que soy duro de mollera.

Leí este artículo de Gabriella hace bastante tiempo y me dejó un poso bastante satisfactorio, pero estaba tan centrado en Aesteria que creí que no tenía tiempo para más —aún mientras creaba un blog en el que uno de mis personajes escribía un diario.

Empecé a seguir a Rafa de la Rosa, por sus cuentos mecánicos, porque no creía que nadie fuese capaz de generar tanto contenido, tan rápido y tan bien —aún mientras mi scrivener crecía en capítulos inconexos de otras dos futuras novelas.

La semana pasada leía este artículo de Jaume Vicent, alertando sobre muchas de las cosas de las que os he hablado a lo largo de este post. Y aún así me costaba ver la respuesta —aún habiéndome presentado a un concurso literario de relatos.

Miro a mi ordenador y lo veo. Miro a mi alrededor y la gente casi lo grita. Y, sin embargo, me auto excuso diciendo que no tengo tiempo, que no puedo hacer más cosas, que no puedo cuadrar más mi circulo. Y sé que miento.

No solo escribir relatos cortos me hará mejor escritor, no solo me obligará a ejercitar mis habilidades, si no que ya tengo un montón de material —por mi trabajo y por todo lo que ya tengo escrito— para que podáis conocerme mejor y que podáis ver que hay un pez, igual que otros tantos, con ganas de contaros sus historias.

Un mundo que creé hace mucho tiempo y que nunca ha dejado de crecer. Donde mis miedos, mis dudas y mis ilusiones residen en forma de personajes que nunca podré mirar a la cara, pero que han formado parte de mi desde siempre.

Atentos a las próximas semanas y podréis saber más. Mientras tanto.

¡Nunca dejéis de escribir!

Anuncios

7 comentarios en “La cuadratura del círculo

  1. Yo te animo también a hacer #microcuentosdenoche en Twitter. Seguro que te lo pasas pipa, y también se aprende un montón. Y el Reto de 5 líneas de Adella Brac, que no me doy cuenta ahora mismo de si estás apuntado o no, pero no sabes la soltura que me ha dado. Escribir siempre es escribir, y todo ayuda a mejorar. Biquiños!

    Le gusta a 2 personas

    1. Gracias por pasarte, una vez más, Cris!

      Pues no conocía el reto de Adella Brac y estaré encantado de poder aprender más. Los #microcuentosdenoche los conozco precisamente por ti, aunque no se que capacidad tendré de hacer un 140 caracteres jajajaja.

      Muchas gracias por la visita y 100% de acuerdo: escribir es escribir.

      Un beso

      Me gusta

  2. Justo acabo de leer una carta que escribió Felicidad Martínez a su yo “escritora” de hace 25 años y una de las cosas que se aconseja es justo tomar el consejo que le dijo un librero cuando era joven: empezar con cosas pequeñas antes de meterse con una novela.

    Yo no sé si es que soy muy intuitiva o qué, pero me di cuenta bastante temprano de esto y comencé con cosas más “light” para ir puliendo mi escritura, antes de meterme con una novela. Últimamente estoy escribiendo más relatos que trabajando en mi novela y he notado que he evolucionado más rápido así. El blog también ayuda con la escritura, aunque no es lo mismo que la escritura literaria.

    Ya que Cris recomendó algo, los retos de escritura de LiterUP (antiguo ELDE) están muy bien. Se trata de escribir 52 relatos (uno por semana) y ellos te dan la idea.

    En fin, una reflexión muy acertada la que has hecho. Gracias por la mención 😉

    Saludos y ánimo 😀

    Le gusta a 1 persona

    1. Buenos días Jen, gracias por pasarte.

      Tiene bastante sentido pensar en empezar con cosas pequeñas y luego dar el gran salto, lo que pasa es que como tengo el conocimiento justo para pasar el día, yo he empezado al revés y ahora me quiero redimir.
      He leido, además, un par de novelas que, sin ser formato antología, estaban formadas por capítulos autoconclusivos que luego se relacionaban y me han gustado bastante.
      He cogido la novela que escribí en Nanowrimo y estoy sacando relatos utilizando como base el mundo de dicha novela y estoy sacando buenas conclusiones.
      Tomo nota del reto de LiterUP y muchas gracias por el comentario.
      Un abrazo
      PD: mención más que merecida.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s