Nunca sabes las sorpresas que te depara el futuro.

Cuando a finales del año pasado pedí ayuda a los sabios del twitter, para incrementar los títulos de ciencia ficción de la pila de lectura, no fueron pocos los que me recomendaron Proyecto Marte.

En esa misma pila hay nombres como Stephenson, Egan, Chiang o Simmons. No me da vergüenza decir que no conocía a L.J. Salart. Y no me da vergüenza decir que menos mal que su primera novela ha caído en mis manos.

Expectativas.

La ciencia ficción es mi género favorito y el que tiene la mala suerte de haber sido elegido como lienzo para mi primera novela. Es por eso que mis expectativas con respecto al género son altas. Más cuando se viene de leer Axiomático, Snow Crash o La historia de tu vida, gigantes del género, en este mismo año.

Así que tener en el Kindle Proyecto Marte, escrito por un tipo que en Twitter lleva pajarita y que tiene un humor ácido y sarcástico, no hacía que la novela partiese desde un buena posición en la parrilla. Pero me lo habían recomendado los sabios y de sabios es aceptar el error.

Historia.

No quiero dar ni una sola pista más allá de lo que aparece en la sinopsis:

Una muchacha sale a respirar, por primera vez, el aire de un Marte completamente terraformado.

Una sorpresa continua, lo que empieza por un suceso sencillo y lógico es solo la excusa para lo que viene después. 

Solo digo que cada capítulo me ha maravillado más que el anterior.

Personajes.

La estructura narrativa es diferente a la habitual y el desarrollo de los personajes tiene que adaptarse a esa estructura. Es por ello que no se sigue un camino normal con respecto a los actores de la novela.

Esto es un aviso para aquellos navegantes que busquen encariñarse con los personajes. Este libro no funciona así y, sin embargo, tendréis la oportunidad de elegir vuestro bando y vuestra ética.

Narrativa y estilo.

Lo más original del libro y, en mi opinión, un acierto. Realza la magnitud de la novela y el esfuerzo de Salart por intentar no dejarse nada en el tintero.

Me gusta especialmente el sistema de narración, tipo diario en primera persona, y que se acerca mucho a la idea de un documental, parecido a Guerra Mundial Z —el libro, la película es otra cosa.

Es dinámico, es directo y da la información suficiente para hacerse una composición de lugar.

Quizá en ocasiones cuesta un poco seguir el hilo y hay que volver páginas atrás, pero no creo que sea un problema muy grave.

Conclusión.

Me voy a extender un poco más de lo normal.

Siempre que termino de leer un libro, me suelo pasar por las reseñas, para ver si lo que yo opino está más cerca de un fanboy o de un hater. No por reforzar la opinión de mi reseña, porque eso es una tontería, pero si para saber si lo que yo he leído es parecido a lo que han leído otros.

Pero con este libro me ha dado igual.

Hacía mucho tiempo que una novela no me sorprendía tanto. Ha habido otras que he disfrutado un montón, pero con Proyecto Marte he leído uno de esos libros de los que piensas “está escrito para mi”. No solo por referencias a Fundación o a pelis y series de mi época, sino porque convierte la ciencia ficción en lo que a mi personalmente me apasiona: los miedos, sueños y anhelos de una especie —la nuestra— que tarde o temprano tendrá que enfrentarse con que nos vamos a la mierda.

Y Salart lo ha hecho de una manera magistral. Poco me importa que existan datos científicos que no sean cien por cien correctos o que se haya cogido licencias por el bien de la historia. El nivel de especulación es tan bueno y profundo, que nada me importa que sea un tratado de sociología, más que una incursión tecnológica en el futuro —que de hecho da un montón de pinceladas tecnológicas que me parecen muy acertadas.

En varios momentos he levantado la mirada del Kindle pensando “¡joder que bueno es este tío!”, mientras por lo bajini pensaba “mi primera novela no le llega a la suela del zapato”.

Y eso es lo que valoro por encima de todo en cualquier libro, la capacidad para entretenerme, sumado a la intensidad con la que me hace pensar o la sensación placentera de saber que acabas de terminar una pequeña maravilla —desconocida para el gran público, por desgracia.

Si este es el nivel de la literatura española de ciencia ficción estamos de enhorabuena.

Solo puedo decir que lo leáis. No perdéis nada por hacerlo y perderéis mucho si no lo hacéis.

Avisados quedáis.

Anuncios

5 comentarios en “Reseña: Proyecto Marte

  1. Pingback: Reto lector 2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s