Hace unas pocas semanas leía De qué hablo cuando hablo de correr, de Murakami. Un libro que se sale de sus registros habituales para hablarnos de su yo más personal y de una de sus aficiones: correr.

¡Correr es de cobardes!

Ya, ya, tranquilos. Pero también dicen que el camino se hace al andar ¿no?

En realidad Murakami quiso contar lo que es para él salir a correr todos los días y resulta que muchas de las habilidades necesarias para escribir son comunes a las necesarias para correr. 

Y de eso vengo a hablaros hoy.

Porque hace un par de semanas —después de leer un montón de artículos al respecto— decidí empezar a meterme con el mundillo del relato, porque ayuda a la imaginación y porque te da más herramientas como escritor.

Pero nada más terminar el artículo me asaltaron dos dudas:

¿Qué hago?

¿Cuánto tiempo puedo dedicarle?

Con la primera pregunta tuve suerte, porque algunas almas caritativas acudieron en mi ayuda y me pusieron en bandeja algunas opciones muy interesantes. Y la segunda pregunta exigió un poco de introspección y auto-crítica.

Es fácil no saber por dónde empezar y cómo decidir el hueco que hay que vaciar en la agenda. Y el libro de Murakami me dio la idea porque, aunque estoy en las horas más bajas de mi historia, yo también soy corredor de fondo y me parece básica la idea del reto.

Tener un objetivo en mente ayuda a no perder el foco de visión.

Pero cómo sé que no tenéis tiempo suficiente para gastar en vuestras apretadas agendas, os hago una pequeña compilación de lo que me he encontrado navegando por ahí y qué nivel de reto supone.

giphy-35¡Vamos a ello!

5k (empecemos por lo más sencillo).

No existen carreras de menos de cinco kilómetros —en realidad sí, pero no me viene bien para el post—. Cualquiera que se proponga hacer una carrerilla no encontrará menos de esto. Perfecto para iniciarse. No hace falta entrenar mucho, puedo mantenerme un poco en forma —no mucho si no hago otra cosa— y limpiar mi conciencia.

¿Tienes poco tiempo? Ok

Pues aquí tienes dos retos para empezar, mantener el tono dactilar y hacer que tu cerebro deje de funcionar al ralentí:

Reto de las cinco líneas de Adella Brac

Tres palabras. Cinco líneas. Un mes para realizarlo.

Es sencillo, no me lo podéis negar, solo es necesario un poco de esfuerzo creativo. Todos los meses Adella propone en su blog tres palabras y hay que crear un micro relato de cinco líneas incluyéndolas.

Es divertido, es sencillo, activa las neuronas y permite conocer a más gente como nosotros.

Y para muestra un botón.

Mi primer microrelato con las palabras: ganar-compromiso-camisa.

       —Tranquilo. Es normal que estés nervioso. La primera vez que salí ahí fuera tenía miedo; otras como yo iban a estar mirando, analizando cada palabra y pensando en qué decisión tomar.  ¡Tú eres el experto! Les vas a hablar de compromiso, de ganar, si eligen el bando adecuado. Sabes que las camisetas de tirantes pasaron de moda hace tiempo. ¡Sal ahí y convéncelos! —dijo la camisa.

          Marc se ajustó su chapa identificativa: Comercial. 7 Camicie.

giphy-32

#MicrocuentoDeNoche

140 caracteres para crear un relato. Cuando te dé la gana.

Mi cerebro matemático crasheaba cuando veía algún tuit capaz de crear un microrelato con sentido con tan solo 140 caracteres —incluidos espacios. Y al hilo del post de hace dos semanas, Cris Mandarica me llamaba la atención sobre ese pequeño akelarre de escritores que se dedican a llenar la noches de cuentos minúsculos.

Una buena forma de ponerte a crear sin levantarte del sofá.

10k (tampoco es para asustarse, pero ya no vale ir de listo)

Si correr es algo que haces habitualmente, diez kilómetros no es una distancia a la que temer. Y si no lo haces, no es un reto especialmente complicado, basta con que pongas un poco de tu parte y te dejes las excusas en casa. ¿No os suena ese discurso?

Para un reto de escritura 10k vas a tener que levantarte del sofá y estar unos minutos —u horas— delante del cursor parpadeante, mientras piensas en el siguiente paso.

52 retos de escritura de Literup

52 relatos. 52 semanas.

La cosa se pone seria, pero solo hay una limitación, la impuesta por el propio tema. No hay extensión recomendada —aunque los temas implican algo de trabajo.

Es una buena piedra de toque para analizar tu capacidad de compromiso —qué palabra tan bonita— y empezar a exprimir tus neuronas con un poco más de intensidad.

Gracias a Jen Moraz por descubrirme este reto tan interesante. Creo que me la voy a jugar al intensivo.

500 palabras al día de Excentrya

Vale la pena que leáis el post que llevo a Jaume a proponer este reto. ¿Ya lo has leído?

giphy-33A mí nunca me pasa esto. ¡Ya, claro!

Podríamos hablar durante horas sobre las bonanzas de la procrastinación, ¿verdad que sí? Pero al final todo se reduce a una decisión: escribir o no hacerlo.

Escribir 500 palabras en un día no es muy difícil —salvo que seas G.R.R. Martin que debe escribir diez o así—, pero prueba a hacerlo todos los días. TODOS ES TODOS. No valen excusas del tipo: es domingo, tengo que sacar al perro, me voy de fin de semana romántico, estoy de vacaciones. ¿Eres escritor o crees que lo eres?

21k (Esto ya sí que son palabras mayores, amigos)

De hecho es mi tope de distancia en asfalto —en montaña he corrido algo más— y llevo corriendo desde hace muuuuuucho tiempo —no guardo todos los dorsales, pero más de 100 son seguro.

Aquí ya no vale andarse con medias tintas.

Para un reto 21k hay que entrenar, hay que planificar y hay que priorizar. No vale solo con tener una genética buenísima, hay que ponerse a ello todos los días y tener una fuerza de voluntad a prueba de bombas.

NaNoWriMo

1667 palabras al día durante treinta días (lo que dura Noviembre).

¿Has probado las 500 palabras y te sabe a poco? Prueba con esto y verás.

Yo probé el año pasado y ocurrió lo siguiente: empecé seis días tarde y terminé, pero no sin mucho sufrimiento. Además hice la del novato y fui a la aventura, sin nada preparado. Y casi lo pago con mi vida.

Hay que tener en cuenta que la línea de las 2000 palabras es un límite que empieza a ser bastante importante, porque no vale solo escribirlas, hay que revisar que eso que has puesto tenga algún sentido.

Porque “no volveré a hacer trampas en el NaNoWrimo” 6000 veces para completar el reto, no es ético.

Creo que es uno de los retos más interesantes a los que me he enfrentado en los últimos tiempos. Te obliga a estar despierto, a mantener el ritmo y a olvidarte de los días vagos.

Probad y repetiréis —o igual no.

Tu propio blog

Sí, señores y señoras.

Y creo que muchas de las personas a las que sigo podrán confirmar esto.

Una entrada a la semana, entre 1000 y 1500 palabras (hay algunos magos que hacen post más largos).

Pero no vale solo con escribirlas. Aquí hay más tomate, porque en el resto de retos escribes para ti (en un principio), mientras que tu blog es una ventana abierta para que otras personas vean lo que haces en casa. Y si solo miras a la pared, no vuelven.

giphy-34Esto lleva su tiempo ¿eh?

Un reto con mayúsculas, al que yo me lancé sin haber pasado por el resto de pasos y en el que sigo vivo por los pelos y porque la comunidad literaria es más simpática que las pesetas.

¿Quieres tener un blog?

Piensa si vas a ser capaz de escribir 52 entradas diferentes, interesantes y con contenido. 

¡Ah y al año siguiente vuelve a empezar!

Maratón (solo para los que quieren un lugar en el Olimpo)

Dicen que una maratón es una prueba en la que luchas contra tu propia mente. No puedo deciros que es lo que realmente pasa, pero sí creo que hay un momento en  el que cualquier prueba deportiva de larga distancia —porque sí que he competido en un triatlón de media distancia— se convierte en un diálogo constante entre tú y esa otra parte de ti que te dice que es mejor vivir que morirte corriendo en una carretera. Pero así son las cosas.

Sin retos la vida no es interesante.

¿Qué es una maratón en el mundo de la escritura?

Quizá escribir una novela…

…o seguir escribiendo todos los días después de diez años…

…o quizá ser capaz de tener amigos y familia aún siendo escritor…

…o tener la capacidad de nos ser absorbido por los terrores primigenios de las redes sociales.

Dicen que en la vida hay que plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro (que quizá es como correr una maratón).

Que cada uno analice su propia respuesta y elija su propio reto, aunque ya veis que hay una cosa que no es negociable…

¡Nunca dejéis de escribir!

Anuncios

5 comentarios en “5k, 10k, 21k o maratón. ¡Elige tu propio reto!

    1. ¡Gracias Adella!

      La verdad es que alternativas hay para dar y regalar, pero el paso para enfrentarte a ellas solo lo puede dar cada uno.

      La diferencia entre querer y hacer siempre es difícil de discernir y este tipo de retos ayudan un montón a seguir caminando.

      Muchas gracias por la visita y el comentario.

      Le gusta a 1 persona

  1. Hola, Yon
    ¡Menudos problemas te planteas, tronco! Un consejo, de vez en cuando, enciende la tele, no dan nada bueno, pero te deja el encefalograma plano y te evita este tipo de pensamientos 😛
    Ahora en serio. Menudo recopilatorio. No sé por donde empezar…
    A ver, a mí me encanta el reto de Adella y los microcuentos de Cris Mandarica; de hecho, no sé si lo viste la semana pasada pero me ha engañado para que participe en un reto muy parecido al de Adela, pero con cuentos de terror.
    Sobre el de las 500 palabras al día, más que un reto, creo que es una buena forma de empezar a escribir de nuevo cuando hace mucho tiempo que has dejado el hábito. Empiezas con esas 500 palabras que parecen muchas y a las dos semanas te plantas en 1k o 2ks sin despeinarte. Para mí, ha sido un salvavidas después de muchos meses de sequía —vale que ahora llevo unas semanas de escribir poco, pero es que no me da la vida para mucho más—. Como te digo, más que un reto, es un bálsamo, una tirita.
    Lo de 52 semanas, 52 relatos, no lo había visto. Pero hace ya dos años que toqué ese mismo tema en mi blog, hablando del reto Bradbury (http://www.excentrya.es/un-relato-a-la-semana/); como decía Ray Bradbury, si escribes un relato a la semana, aprenderás mucho sobre escribir, además es imposible escirbir 52 relatos malos consecutivos.
    Y la maratón… bueno, cuando Fidípides corrió 200 kilómetros para avisar a los espartanos de que llegaban los persas, tenía su sentido… pero ahora mismo no me veo corriendo sin necesidad —y cuando digo necesidad me refiero a que algo esté ardiendo, alguien esté ardiendo o haya zombis sueltos en mi casa… Bueno o alguien me invite a una cerveza—.
    Correr es de cobardes, Yon. Así que, deja de correr y escribe más 😛 Aunque tú ya escribes mucho así que… no corras tanto escribiendo, ¡leñe!
    Un abrazo!
    Gran artículo

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Hola Jaume!

      Al final corriendo se plantean muchas cosas. Creo que contra eso no se puede hacer nada, correr está en mi ADN, supongo que porque soy un cobarde —y no quiero admitirlo— o porque Forrest Gump me influyó mucho más de lo que yo pienso.

      La verdad es que hay tantas alternativas para mantenerte despierto al teclado que si no sale adelante es por un tema de motivación personal —luego ya lo que se escriba es otro tema—.
      Estoy muy motivado con los 52 retos , aunque creo que voy a sumarle un poco más de dificultad —que soy del tipo mascota— y creo que en las 500 palabras está la piedra de toque. Como bien dices, cuando te acostumbras es relativamente fácil llegar a las 1k o 2k, pero lo difícil es el TODOS LOS DÍAS, porque a campeones mundiales de ver las moscas no nos gana nadie.
      Muchas gracias por la visita y el comentario.
      Un abrazo
      PD: Un día te vienes a patear un poco en el parque y verás que está muy mitificado jajaja.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s