#LeoAutorasOct

#LeoAutorasOct

Algo tan sencillo como contar, por ahí se empieza.

Poniéndose uno en frente de la estantería, haciendo un montón con los libros escritos por autores y los realizados por autoras, y sumando.

Creo que soy sincero cuando digo que cuando elijo un libro para leer, no me importa en absoluto cuál sea el género del autor, pero eso no quita para que la estadística sea apabullante y, en cierto modo, sonrojante.

De los 33 libros que he leído este año, solo 8 han sido escritos por una mujer (y encima cuatro de ellos han sido escrito a dos manos con un autor). Si reviso toda la estantería, o la antigua que mis padres tienen en casa, el porcentaje solo tiene el calificativo de lamentable en este aspecto.

Eso hizo que hace unos meses le pidiese a origencuantico, uno de los sabios del fandom de la CiFi, que me recomendase libros escritos por autoras nacionales, y eso llevó a un extenso hilo en el que quedó patente el camino larguísimo que me quedaba por recorrer.

Creo que fue siguiendo el hilo, cuando vi por primera vez el #LeoAutorasOct, una iniciativa para visibilizar la literatura femenina y no tuve que pensar mucho para darme cuenta de que era un buen lugar por dónde empezar.

Este año había decidido que leería de todos los géneros literarios.  Quería aprender y ser lo más ecuánime posible, porque pienso que es imposible crecer cuando se vive siempre en la misma habitación, pero es evidente que no lo estaba haciendo nada bien.

Y a raíz de bucear un poco más sobre la iniciativa, descubrir el blog de origen, a varias personas que apoyan con mucha fuerza y leer varios hilos al respecto, para poder tener algo más de visión, también me encontré, inevitablemente, voces que, no solo en este ámbito, proclaman que hace tiempo que vivimos en una sociedad igualitaria y en el que el papel de la mujer es justamente reconocido. 

¿Entonces para qué sirve una iniciativa como #LeoAutorasOct? Seguir leyendo “#LeoAutorasOct”

Anuncios

Las señales del camino del escritor

Las señales del camino del escritor

Ahora lo puedo decir, aunque con la boca muy pequeña para que solo se enteren los que pasan muy cerca:

Escribir es mi oficio.

Podría decir que soy escritor, que mola mucho y queda muy top en tus perfiles de redes sociales, pero creo sinceramente que para poder decir que uno es algo hay que pasar por un periodo lectivo, y hacerse un posgrado, por lo menos. Y aún estoy con la selectividad.

Y no es porque no le ponga ganas. En los últimos dos años creo que puedo contar con los dedos de una mano los días que no he escrito absolutamente nada y la producción habitual ronda las 2000 palabras y pretendo que el año que viene se mantenga en las 3000 (ahora que la mejora en mi tecleo es evidente). Alguno dirá que lo más difícil ya está hecho.

Al principio pensaba que iba por el buen camino, pero el problema se presentó cuando me hice la pregunta:

¿Qué camino es ese?

Pasad y os cuento a dónde lleva todo esto. Seguir leyendo “Las señales del camino del escritor”

¿Qué futuro imaginas?

¿Qué futuro imaginas?

Hay muchos lugares desde dónde puede llegar la idea que enciende la mecha: una teoría, un personaje, un paisaje o un sueño extraño (en el que nada tiene sentido pero tú le ves potencial para ser una historia).

Cada genero literario tiene mechas específicas. La semana pasada hablábamos sobre la eterna pregunta: ¿y si…? La que es capaz por sí sola de hacer que nuestra imaginación empiece a atravesar años buscando un futuro donde posarse y, una vez allí, hacerse una composición de lugar y empezar a construir.

¿Por dónde empezamos?

Estamos cuatrocientos años en el futuro, sentados en frente de un ordenador y con un paisaje desconocido y familiar a la vez:

¿Qué tienes delante?

Responded lo primero que os venga a la cabeza y pasad para ver si acierto con algunas respuestas.

Y luego veremos, según el paisaje que tengas delante, cómo podemos seguir adelante. Seguir leyendo “¿Qué futuro imaginas?”

CiFi: ¿es posible sin saber de ciencia?

CiFi: ¿es posible sin saber de ciencia?

¿Cuánta ciencia debo saber para escribir una novela/relato de ciencia ficción?

Pregunta que todos los que hacemos nuestros pinitos con el género futurista nos hemos hecho alguna vez (y deberíamos seguir haciéndonos siempre).

Hemos hablado en muchas ocasiones como la verosimilitud y, sobre todo, la coherencia son dos pilares básicos en la CiFi.

¿Significa eso que debo haber leído a todos los grandes científicos de la historia y tener nociones básicas sobre todos los principios científicos habidos y por haber?

Digamos que la CiFi nace de una pregunta primaria de la ciencia: ¿por qué?; y otra de la ficción: ¿y si…?

¿Y si te digo que para escribir CiFi no tienes que saber mucho de ciencia, pero debes poder responder a esas dos preguntas bajo un mismo contexto?

Acompáñame en el viaje a las profundidades fundamentales de la ciencia (o ven porque sabes que va a haber GIFs). Seguir leyendo “CiFi: ¿es posible sin saber de ciencia?”

7 cosas que me encantan cuando leo y que no consigo cuando escribo

7 cosas que me encantan cuando leo y que no consigo cuando escribo

Que leer es uno de los aspectos claves para la formación de un escritor no lo discute nadie. Que además es un baño de humildad leer en otros lo que te gustaría escribir a ti, puede ser una arma muy poderosa si sabes adaptarla a tus capacidades. Que hay veces que incluso con eso tu habilidad hace tope, pues también, no nos engañemos.

Como os he contado muchas veces, soy un lector bastante solvente, de los de treinta libros anuales de media. Este año además me he lanzado a tocar todos los palos, en géneros, autores y categorías. Lejos de añorar mi amada ciencia ficción empiezo a saborear los matices que ofrecen los otros géneros y, sobre todo, lo mucho que ofrecen autores que no son de fama mundial. Es precisamente de éstos últimos de donde ha venido la idea de este post. De la pregunta con la que me machaco a diario:

¿Por qué yo no soy capaz de escribir algo tan bueno?

Decidí que debía responder esa pregunta, para poder sentirme aliviado y para empezar a trabajar, de una vez por todas, en mis debilidades.

Por si en alguna ocasión os sentís igual que yo, aquí os dejo mi lista de deseos. Seguir leyendo “7 cosas que me encantan cuando leo y que no consigo cuando escribo”

¿Qué subgénero de CiFi elijo?

¿Qué subgénero de CiFi elijo?

Que la ciencia ficción es uno de los géneros que más mueve, tanto en la literatura como en el cine, es un hecho. Que  ha dejado atrás su estela de “bicho raro” para convertirse en el hogar de aquellos que ven más allá, es un hecho. Que la cantidad de obras del género se multiplica exponencialmente todos los años, y con ellas el número de ideas se reducen a velocidad alarmante, también es un hecho.

La oferta para los lectores ha ido creciendo y con ella la necesidad de elegir.

Una cosa es leer y otra escribir. Ponerse a rebuscar en el cajón desastre de la ciencia ficción puede ser tan arduo como teclear la primera palabra. Porque hay tantos caminos que tomar y, a su vez, todos son tan diferentes, que decidir sobre el subgénero de tu primera (o vigésima) novela de CiFi puede determinar en gran medida el nivel de sufrimiento al que estás a punto de enfrentarte.

Así que hagamos un repaso de lo que te espera al pasar el umbral del futuro y adentrarte en sus extraños e improbables caminos. Seguir leyendo “¿Qué subgénero de CiFi elijo?”

Lo que los videojuegos me enseñan sobre escribir

Lo que los videojuegos me enseñan sobre escribir

Llevaba tiempo queriendo enlazar dos aspectos que se entrelazan en mi vida. Uno, el primero, el que ayuda con estas palabras y que se ha convertido también en parte de mi profesión; y otro que me ha acompañado durante toda mi vida y me ha regalado momentos increíbles.

Hablemos de videojuegos.

Soy de esa generación que empezó con los Spectrum, y a los que la Nintendo les llegó a los ocho, nueve años.

Desde entonces han pasado treinta años, en los cuales la ficción ha ido mutando hasta convertirse en una parte más de la persona que soy hoy.

Si compartes tu vidas e divide entre libros y juegos, pasa y espero que disfrutes. Seguir leyendo “Lo que los videojuegos me enseñan sobre escribir”