365 días sentándome a escribir

365 días sentándome a escribir

Ha pasado un año desde el día que este blog empezó a caminar. Fue mi amigo Pepe el que me dio el empujón final. Me dijo esa frase tan suya de “hay que pensar en grande”. Entonces, el que es mi cuarto blog, empezaba su andadura con una diferencia esencial con el resto. Los primeros tres los inicié por algún motivo personal, con la idea de que fuese solo para amigos, para un núcleo muy reducido.

El blog de Proyecto Aesteria partía con otro objetivo en mente: ampliar el rango de acción, encontrar a gente fuera de mi círculo que quisiese leer aquello que tuviese a bien escribir.

365 días después sigo aquí, con las mismas ganas, o más, que cuando empecé, y después de haber recorrido un camino con muchas sorpresas positivas y un montón de aprendizaje añadido.

¿Queréis saber cómo ha sido este primer año?

Adelante. Seguir leyendo “365 días sentándome a escribir”

Anuncios

La cuadratura del círculo

La cuadratura del círculo

La cuadratura del círculo es uno de esos problemas matemáticos sin solución. O al menos eso es lo que dicen nuestras matemáticas. Y como somos muy de adaptarnos a las circunstancias, utilizamos la expresión para referirnos a cuando conseguimos cerrar un asunto de una manera satisfactoria —épica incluso.

¿Quién no persigue su propia cuadratura del círculo?

Hacerme esa pregunta me ha llevado a plantearme, en innumerables ocasiones, cuál es el camino a elegir cuando te dedicas a escribir. Seguir leyendo “La cuadratura del círculo”

La distopía en nuestros tiempos

La distopía en nuestros tiempos

Las palabras también entienden de modas.

Si me pongo a pensar, estoy seguro de que podría sacar la palabra que más he utilizado en un año, de los últimos diez, y casi seguro que cada vez ha sido diferente (aunque es bastante probable que sean variables de tronco. Soy un poco mayor, lo sé).

La forma en la que he vivido ese año ha influido mucho en esa palabra top, y ahora que llevo un par de años dedicándome, en cuerpo y alma, a la escritura, me preguntaba cuáles iban a ser el nuevo grupo de palabras.

Pensando un rato empezaron a salir cosas como: productividad, inspiración, perseverancia, gracias por compartirlo, reseña, gafas, gatos, procrastinación (esta me encanta), y…distopía, distopía, distopía… Seguir leyendo “La distopía en nuestros tiempos”

¿Puede hacerte la inseguridad mejor escritor?

¿Puede hacerte la inseguridad mejor escritor?

Hace un par de semanas recibí el primer informe de lectura (profesional) de Proyecto Aesteria (mi primera novela).

El informe incluía una asesoría con el editor, que duró casi tres horas. Y el resultado fue bueno, muy bueno (desde mi punto de vista de vaso medio lleno). Sin embargo, la sombra de una sensación se instaló desde ese día:

¿Y si esto es lo mejor que puedo conseguir?

Es un pensamiento poco lógico (como lo son muchos que parten de sentimientos primarios). Con solo leer las primeras dos páginas de Aesteria y leer algo de lo que escribo ahora, puedo darme cuenta de que hay mejoría (por lo menos con las comas) y, sin embargo, la duda acecha en un rincón oscuro del subconsciente, lista para asaltarte cuando menos te lo esperas.

¿Y si la inseguridad del escritor fuera tan importante como la capacidad de hilvanar ideas?

Seguir leyendo “¿Puede hacerte la inseguridad mejor escritor?”

Los peligros de la vida moderna vs ser escritor

Los peligros de la vida moderna vs ser escritor

Hace unos días que he terminado de leer Mientras Escribo, un libro medio biografía medio ensayo de Stephen King, en el que repasa lo que él reconoce como importante en el oficio de escritor y en el que resume las efemérides importantes que le llevaron a ser el escritor que es hoy.

No voy a hacer un resumen (aunque si haré una breve reseña para el Reto Lector), aunque es un libro que recomiendo sin dudar.

Si mis palabras no te resultan suficientes date un paseo por el blog de Jaume Vicent, Excentrya, donde te desgrana lo mejor del libro del autor americano.

De lo que me gustaría hablar (y reflexionar) es sobre un aspecto que me ha llamado la atención. King nació en 1947, y su infancia y adolescencia transcurrieron entre los años 50 y 60. Con mi edad King se metía en la década de los 80, y esto me hizo preguntarme:

¿Si Stephen King hubiese sido de mi generación (nací en 1981) hubiese tenido ese clavo lleno de rechazos editoriales pegado en la pared? Seguir leyendo “Los peligros de la vida moderna vs ser escritor”

Humor: arma de doble filo (y más en los tiempos que corren)

Humor: arma de doble filo (y más en los tiempos que corren)

Hace unos días estaba echándole un vistazo a los libros guardados en el Kindle que me han prestado (porque soy tan arcaico que no tenía uno) y que grata sorpresa me llevé al ver en la biblioteca Guía del autoestopista galáctico.

Hace tiempo que quiero hincarle el diente (y es más que probable que entre en el Reto Lector), porque es un clásico, porque tiene ideas que quiero explorar y, sobre todo, porque tiene humor y es controvertido por ello.

No hace mucho que pensaba que el humor era una característica, más o menos estándar, en el ser humano. Una de esas cosas que producen sensaciones en tu interior. Algo parecido a lo que hacen el miedo, el amor o la intriga. Pero no. Seguir leyendo “Humor: arma de doble filo (y más en los tiempos que corren)”