El futuro de la literatura

El futuro de la literatura

El futuro de la fantasía ya está aquí

Angel Sanchidrián.

Este fin de semana se celebraba el quinto Festival de Fantasía en Fuenlabrada. Una señal inequívoca de que algunas cosas empiezan a cambiar o, como dice Sanchidrián, que ya son diferentes.

Era la primera vez que asistía al festival y una de las pocas que me arrimaba por ese tipo de lares. No porque no me guste la temática (no se puede decir algo así de un lector, rolero, intento de autor, de treinta y seis años), sino porque me siento un poco desubicado.

Eso no quita para que al enterarme de los nombres del cartel, decidiese pasar para ver algunos aspectos por mi mismo.

Y os lo vengo a contar, desde mi particular óptica que para eso el blog es mío (y ya sabéis como sigue el chiste). Seguir leyendo “El futuro de la literatura”

El principio de Pareto: el 20/80 en la literatura

El principio de Pareto: el 20/80 en la literatura

Nunca vas a ser rico, porque ya eres honrado.

Agustín Salgado. Mi padre.

Durante mucho tiempo pensé que esa frase lapidaria de mi padre, tenía que ver con mi capacidad para retener algunos dígitos en mi cuenta bancaria y mi habilidad para el trabajo minucioso y desagradecido. Hasta hace no mucho había sido bastante cierto, pero desde hace unos años me viene rondando la cabeza que mi padre era más místico de lo que yo pensaba —tendríais que haberle visto cortando leña modo vasconeitor 2.0, aunque luego Año Cero era su revista de cabecera—.

Principio de Pareto (aplicada a la venta)

El 20% de los productos que proporcionan el 80% de la venta.

¿Y todo esto qué relación tiene? Seguir leyendo “El principio de Pareto: el 20/80 en la literatura”

Broncano, Eurovision y literatura

Broncano, Eurovision y literatura

Este fin de semana ha sido uno de esos productivos. Muy productivo, diría yo. Sobre todo el sábado que fue una conglomerado entre videojuegos, vídeos de David Broncano y la fiesta del trending topic que se montó con mis compañeros escritores 2.0 y ese evento anual llamado Eurovision.

giphy-40Procrastinación lvl 99 —aunque mis 2000 palabras al día son sagradas, ¿eh?—.

Me gusta sacar una lectura, si puede ser positiva mejor, a esos momentos en los que no hago todo lo que creo que debería de hacer. Porque así me siento mejor y porque también creo que todo ayuda si se sabe mirar desde la óptica adecuada.

¿Pero qué leches se puede sacar de una tarde de videojuegos, Broncano y el twitter de Eurovision —más algunos highlights que he visto por internet—?

Pues algo se puede, de verdad… Seguir leyendo “Broncano, Eurovision y literatura”

5 modos de enfrentarse a la escritura

5 modos de enfrentarse a la escritura

Es curioso como a veces las ideas aparecen por una increíble conjunción de sucesos que no tienen nada que ver uno con otro. Esta vez han sido varios artículos que leí la semana pasada, una de mis aficiones —creo que tengo demasiadas— y un mensaje de WhatsApp. Así son las cosas.

Supongo que, como humanos estándar, tendemos a buscar respuestas a cosas que probablemente se respondan mejor con un “pues porque sí”, pero hay veces que la respuesta aparece de un forma tan casual —y graciosa— que es mejor no pasar por alto la oportunidad.

La revelación —a escala mística y transhumana— incluye un artículo de Rocío Vega —en dos partes—, mi aficción por el baloncesto —siento ser escritor y que me guste el deporte, de verdad que lo siento, pero soy así— y la habilidad de mi amigo Pepe Pedraz para ponerme sobre la pista de cosas que ni siquiera sé que están ahí.

Te aviso que en el post hay algo de filosofía, mi particular forma de ver las cosas y unos tíos muy altos —y tochos— que juegan al baloncesto como no lo haré en mi vida. Seguir leyendo “5 modos de enfrentarse a la escritura”

Agítese bien antes de mezclar

Agítese bien antes de mezclar

Mi padre era de esos señores pragmáticos; muy dados a analizar las bonanzas de la vida. Él decía que si juntabas bueno con bueno, solo podía salir mejor. Se refería a juntar la paella y las lentejas —como os lo cuento—, pero no se yo si esa teoría es aplicable a todo.

Este fin de semana fuimos a ver Life, una peli de terror y cifi que está en las carteleras.

Siempre he dicho que no soy una persona con mucho criterio en la mayoría de aspectos —por ejemplo con la cocina o el vestuario; soy de esos a los que cualquier cosa le vale—, salvo en dos de ellos: el cine y la literatura.

Y quería hablar sobre lo que opino sobre mezclar las churras y las merinas. Seguir leyendo “Agítese bien antes de mezclar”

Cine, literatura y un poco de ciencia ficción

Cine, literatura y un poco de ciencia ficción

¿Qué es la ciencia ficción?

Muchos han intentado buscar una definición, tantos como han fracasado. Quizá porque las fronteras entre lo que es cifi —para abreviar— y lo que no, nunca están demasiado claras.

Además, como parte del mundo en el que vivimos, la ciencia ficción ha ido cambiando, modificándose y adaptándose a los nuevos tiempos. Y lo curioso es que parece que no vamos a estar más cerca de definir por completo la cifi, porque según pasa el tiempo las fronteras de la imaginación se van haciendo más amplias y difusas. ¡Y menos mal!

Leía ayer el prólogo de Proyecto Marte en el que Pau Varela dice que la ciencia ficción es una especie de diálogo entre las expectativas del lector/espectador y la realidad que se presenta ante él. Y estoy bastante de acuerdo, como lo estoy con la idea de que la cifi siempre ha sido el género de la imaginación, las ideas y el “¿qué pasaría si…?”. Seguir leyendo “Cine, literatura y un poco de ciencia ficción”

Cuando la realidad gana a la ficción (pero por poco)

Cuando la realidad gana a la ficción (pero por poco)

La semana pasada me quejaba, un poco en modo gruñón, de que no podíamos dejarnos llevar por la distopía (si os apetece leer una reflexión más acertada que la mía pasaros por Mundos de leyendas).

Porque bastante jodida está ya la cosa para que encima vayamos nosotros, escritores oscuros y abatidos, y nos encarguemos de echar más leña al fuego.

Y esta semana no iba por mejores derroteros. Seguir leyendo “Cuando la realidad gana a la ficción (pero por poco)”